Takion Tu comunidad!
 
ÍndicePortalCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Contador web<
Mejores posteadores
Firo
 
Alexinho
 
Sk2z
 
alturoribe
 
Trucador
 
Att:D@vid
 
evolution
 
srblack13
 
Hamburg
 
Ezequiel87k
 
Banner
Image Hosted by ImageShack.us

Comparte | 
 

 Relato de una niñera traviesa. Cap. 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sk2z
Masito de madera
Masito de madera
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 28
Edad : 22
Localización : venezuela
Humor : super cool"
Rango en el foro :
95 / 10095 / 100

Tu pais :
Fecha de inscripción : 15/12/2008

MensajeTema: Relato de una niñera traviesa. Cap. 2   15th Diciembre 2008, 17:04

Capitulo 2: Jugando a las Cartas


La tensión sexual en el aire era tremenda. Finalmente, después de unos incómodos segundos Paquito pregunto: "Ana, ¿Te gustaría jugar a las cartas?"

"Si, Paquito, ve por la baraja, ¿Va?"

Paquito salió corriendo inmediatamente a su recamara, y entonces Alan me dijo en voz baja:

"Sabes Ana... eres muy bonita."

"Gracias, Alan... "Respondí sonrojándome a la vez que le daba un tierno beso en la mejilla. "Igual algún día vas a ser mi novio, ¿No?" Dije entre risitas.

"Si... "Respondió Alan sonrojándose mucho ante el beso. "Oye Ana... ya sé donde guarda mi papa la champaña... ¿Te gustaría un poco? Es de las costosas."

"¿En serio sabes donde esta?" Pregunte con evidente interés. Yo no soy muy afecta a beber, pero en alguna ocasión Don Armando había servido una deliciosa champaña importada en una reunión y me había fascinado el sabor.

"Si... ¿Voy por ella?"

"Este... ¿Pero no vamos a meternos en problemas?"

"No, mi papa tiene como 100 botellas en la bodega, no se dará cuenta si falta una..."

"Bueno... pero solo yo voy a beber, ¿Ok? Trae unos refrescos para ti y tu hermano..." Respondí con seriedad.

"Si, Ana... como tu digas." Dijo Alan sonriendo a la vez que se ponía en marcha por la botella.

Me quede sola durante unos momentos, pensando si no estaría jugando con fuego. Claro, estaba segura que no iba a pasar nada, pero como sea aquí estaba yo desnuda dándole malos pensamientos a los chicos.

Aunque por otro lado... quizás en alguna apuesta les podría ganar esos $3000 de vuelta

Definitivamente ese sería mi plan. Mantenerlos distraídos con coqueteos mientras los hacía perder. Me reí un poco ante la genialidad de mi plan.

En eso llego Paquito y rápidamente coloco las cartas en la mesita del centro de la sala. Tampoco tardo mucho en llegar Alan con la botella y rápidamente me sirvió un vaso. Le di unos sorbos y como esperaba, la champaña estaba de-li-cio-sa.

"Gracias Alan... esta muy rica" Dije mientras coquetamente me sentaba en el piso frente a la mesita de la sala, lista para jugar. Y eso sí, lo hice de tal forma que mis lindas piernas quedaron dobladas a mi lado, dándoles una excelente vista de mi cuerpo a mis dos admiradores.

"De nada Ana... "Respondió Alan feliz mientras se sentaba frente a mí, con Paquito a mi lado.

"¿Listos?" Dije entre risitas con una expresión picara en el rostro.

"Eh...Ana... ¿Pero que vas a apostar?" Pregunto Paquito de repente."Porque nosotros tenemos $3000 ehh..."

"¿Va a ser de apuestas el juego?" Dije fingiendo sorpresa.

"Si... así se juega a las cartas, ¿No?" Respondió Alan.

"Bueno... es que no tengo mucho dinero, chicos..."

"Apuesta otra cosa, Ana..."Dijo Alan de una forma que no dejaba dudas de a qué se refería.

"¿Otra cosa?"

"Si... por ejemplo... un beso."

"Pero eso es fácil, siempre les he dado besos y..."

"No, no de esos, Ana... sino un beso de lengua..."Dijo Paquito emocionado.

"¿De lengua...? ¡Pero ustedes están muy chicos para eso!" Respondí mientras levantaba una ceja. La situación se estaba poniendo algo candente, aunque extrañamente tanta atención sobre mi me estaba poniendo de un humorcito bastante especial.

"No, no... es que, Ana... ¿Y cómo vamos a aprender a besar entonces?"Dijo entonces Alan sin poder ocultar sus ansias.

"Uf... no sé, chicos... no se..." Respondí dándole unos sorbos a mi vaso.

"Vamos Ana... " Dijo Paquito en tono suplicante mientras me empujaba juguetonamente."Es mas... si accedes, solo por eso te daríamos $1000... ¿Que dices?"

"¿Así me los darían ya? ¿Solo por jugar con besos...?"

"¡Si...!" Dijeron los dos chicos al unísono, lo cual me dio algo de risa.

"Bueno... pero recuerden, nadie debe saber esto... ¿Entendido?"

"Si, Ana..." Dijeron nuevamente los dos chicos a coro, y con una sonrisa mía "sellamos" el trato.

Alan entonces comenzó a repartir las cartas, y mientras eso pasaba Paquito trataba de verme las piernas de forma obvia. Pase los dedos por mi cabello, y me acomode un poco mejor de tal forma que mis piernas quedaban algo más expuestas para él. Entonces con un gesto coqueto agarre mis cartas y vi el juego que me había tocado....

Dios mío, pensé, no tengo nada.

Voltee a ver a los chicos, y por sus miradas me di cuenta que de esta no me salvaba. Mis posibilidades de ganar eran mínimas.

Y dicho y hecho, después de unos minutos sucedió lo inevitable. Perdí. Y el ganador fue Paquito, que a pesar de su victoria estaba poniéndose rojo de los nervios.

Pobrecito, pensé, nunca ha besado a una chica.

"Este...Ana… gané." Dijo Paquito sin atreverse a mirarme a la cara.

"Sip, ven, acércate porque te voy a dar tu premio." Dije en un tono de voz pícaro.

"S...si...Ana..."

Lentamente se acerco a mí y se quedo ahí, quietecito, sin mover ni un músculo. Con un movimiento sensual me incline hacia él y mis labios rozaron los suyos juguetonamente.

"Ana..." Dijo Paquito entre suspiros, y justo en ese momento apreté mi boca contra la suya y lo bese apasionadamente, moviendo mis labios enérgicamente a la vez que mi lengua entraba en su boca.

"MFmf...mfmmf...."Gemí tiernamente.

"A...Ana...mfmf...mm" Trato de decir Paquito, pero no lo dejé. Su deliciosa boca estaba pegada a la mía, y mi joven victima perdía rápidamente sus inhibiciones, y en apenas unos segundos ya me estaba besando como si fuera algo que toda la vida hubiera hecho.

Y no sé porqué, pero darle un beso a Paquito de esta forma había activado algo en mí. Yo lo había visto crecer y de alguna forma era para mí como un hermanito, pero no sé porqué... en estos momentos solo tenía ya los pensamientos mas impuros posibles con él.

Quizás era el hecho de saber que yo era la primera mujer que Paquito había besado. Quizás el hecho de que por eso mismo nunca me olvidaría. O quizás era porque yo era su primer amor... en fin, no sabía porque... solo sabía que estaba disfrutando la experiencia como nunca.

"Mfmf..."Gemí suavemente, a la vez que me apretaba aun más contra sus tiernos labios y succionaba con todas mis fuerzas su aire, a la vez que nuestras lenguas seguían su muy privado ritual de apareamiento.

Dios mío, pensé, que delicia....

"Vamos... ¡Vamos, ya sepárense...!"Dijo entonces enfadado Alan, empujando su hermano para atrás."Hay que seguir jugando..."

"E..estúpido... ¡La estaba besando...!"Le dijo rápidamente Paquito, visiblemente enojado por la brusca separación.

"Vamos, chicos, no se peleen... "Dije en tono conciliador, respirando algo acelerada por lo que acababa de ocurrir. "Tenemos toda la noche para jugar..."

Los chicos cayeron en la cuenta de que no les convenía pelearse en este momento, y volvieron a sus lugares en la mesa. Les sonreí coquetamente al ver eso, y entonces Alan rápidamente volvió a repartir la baraja y me dio mis cartas primero.

No es posible, pensé, este juego es incluso peor que el anterior.

Y nuevamente perdí. Esta vez contra Alan.

Aunque en este beso, por tratarse de él haría algo especial...

"Ana... yo... "Trató de decir torpemente, aunque tenía la cara roja de vergüenza.

"Nada, no digas nada Alan..." Le dije mientras me acercaba a él y lentamente me sentaba en su regazo, con mis piernas a sus costados. Me apreté contra su pecho con todas mis fuerzas y entonces mi boca encontró a la suya.

...Y fue un encuentro delicioso.

Alan resulto ser más atrevido que Paquito, y su lengua se metió con picardía entre mis labios sin que yo pudiera hacer nada más que disfrutarlo. Gemí tiernamente y moví mis labios suavemente sobre los suyos, dándoles un suave masaje a los que mi joven victima respondía con movimientos más enérgicos de su lengua.

"Mfmm...mfm... Alan..." Gemí con la respiración entrecortada.

De repente Alan deslizo sus manos por mi espalda y agarro firmemente mis nalgas. Di un pequeño saltito por la sorpresa, pero finalmente sonreí un poco. La verdad me había gustado sentir sus manos ahí....

"¿T..te gusta.. ?" Pregunte mientras lo besaba sin parar.

"S..si..Ana.. si.." Contesto con apuros.

"M..méteme...mas la ...lengua...Alan..."

Y Alan obedeció rápidamente, y en menos de un segundo ya tenía yo toda su lengua en mi boca. "A..así... chiquito..." Dije suavemente, mientras mis labios chupaban con voracidad el regalito.

De repente, Paquito separo a su hermano bruscamente de mí. "¡Ya, vamos, ya llevan 5 minutos así...!"

"M..maldito enano, te..." Contesto enojadísimo Alan ante la situación mientras yo me reía un poco.

"Ya chicos... hay besos para todos..." Dije mientras jugaba coquetamente con mi pelo y volvía a mi lugar.

Y así, el juego continuó....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.gamerzlove.com
 
Relato de una niñera traviesa. Cap. 2
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Takion :: Zona Amor y Sexualidad :: Charlas-
Cambiar a: